Visitando islas a 3.800 m

Tras visitar el impresionante Macchu Pichu y el magnífico Valle Sagrado, nos dirigimos hacia nuestra última etapa en Perú, la ciudad de Puno. Aunque tiene algunos atractivos debido a su pasado colonial, el verdadero interés es ser la puerta de entrada al Titikaka, el gran lago sagrado de los incas y lugar mítico del nacimiento de su imperio. Ahora separa Perú y Bolivia a sus impresionantes 3.800 m sobre el nivel del mar.

P1010765

Decidimos aventurarnos en una excursión insular, con pernoctación familiar incluída. La primera parada son las islas de Uros, unas plataformas flotantes construídas con totora (un tipo de junco). Una verdadera obra de ingeniería llevada a cabo por unos pueblos cansados de la guerra en tierra firme. La que visitamos tenía un aire de preparado para turistas e incluyó un pequeño viaje en barco de totora con petición posterior de donativo para su mantenimiento.

P1010824 P1010816

Tras esta parada, navegamos hacia la más interesante isla de Amantaní. Allí nos alojamos, junto a tres encantadores chicos suízos, en casa de Lucía, una indígena de lengua quechua y cuyo marido había creado la biblioteca de la isla.

P1010893

Tuvimos la suerte de que esa tarde había fiesta en la isla y no dejamos pasar la oportunidad de visitar la celebración. Era un auténtico festival de color. Las parejas bailaban al son de la música e incluso se generó alguna conga a la que Laia y algún suizo intrépido se apuntaron. La cerveza que corría a raudales por los gaznates de hombres y mujeres sin duda engrasaba el ambiente festivo.

P1010879  P1010877

Al volver a Puno, visitamos la isla de Taquile, famosa por su producció textil declarado patrimonio intangible de la Humanidad

P1010943   P1010915

y a continuación pasamos la frontera hacia Bolivia, concretamente a la ciudad de Copacabana. Pese a su evocador nombre, nada tiene que ver con la mítica playa de Río de Janeiro. Nos disgustó la poca amabilidad de algunos comerciantes y la suciedad de la playa, que los bolivianos atribuían a los peruanos que venían en procesión al Santuario de la Virgen de Copacabana donde, entre otras cosas, bendecían sus vehículos.

P1010986    P1010980

Lo mejor de Copacabana es que desde allí se accedía a la fantástica isla del Sol, donde según la mitología inca, salieron Manco Cápac y Mama Ocllo, los primeros emperadores incas, a fundar la ciudad del Cuzco. Y allí vivieron las vírgenes del Sol rindiendo culto al dios Inti (Sol). Visitamos las ruinas del templo de las vírgenes y la Roca Sagrada, desde donde nos dirigimos a atravesar la isla en una larga caminata en que disfrutamos de unas vistas impresionantes antes de descender hasta el puerto, donde pusimos rumbo de vuelta a Copacabana.

P1020024

P1020073 P1020087

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s